Documentos "top secret" incautados durante el registro de la casa de Donald Trum

Según documentos judiciales hechos públicos este viernes por la justicia estadounidense, los agentes del FBI que registraron la residencia del ex presidente en Mar-a-Lago se incautaron de documentos "de alto secreto", en posible violación de la Ley de Espionaje.

13 agosto 2022 |

Una promesa es una promesa. Ante los ataques del bando republicano contra el registro del FBI en Mar-a-Lago, el secretario de Justicia, Merrick Garland, anunció el jueves, en una rara aparición televisada, que la orden judicial utilizada en el registro se haría pública. "No sólo no me opondré a la publicación de los documentos (...) sino que iré más allá y ALENTARÉ su publicación inmediata", escribió entonces Donald Trump, aunque se había abstenido de hacer pública la copia de la orden que había recibido.
Este viernes, un juez de Florida no sólo publicó esta orden, sino también un largo inventario de documentos incautados por los agentes del FBI en la residencia del multimillonario en Florida. En total, una veintena de cajas con documentos, algunos de ellos clasificados, álbumes de fotos y la carta manuscrita por la que Donald Trump había concedido su perdón presidencial a su antiguo socio Roger Stone. La lista también incluye un conjunto de documentos relativos al "Presidente de Francia", sin más detalles. El ex inquilino de la Casa Blanca aseguró el viernes en un comunicado que los documentos recuperados por la policía habían sido todos desclasificados.

La ley obliga a los presidentes estadounidenses a transmitir todos sus correos electrónicos, cartas y otros documentos de trabajo a los Archivos Nacionales de Estados Unidos. Cuando Donald Trump abandonó la Casa Blanca en enero de 2021, se llevó quince cajas de documentos, que los agentes del Archivo tuvieron que recuperar en enero, ya en Mar-a-Lago.

El registro del lunes fue el primero dirigido a un ex presidente estadounidense. Indignado, Donald Trump dijo ese día a Truth Social que sus abogados estaban cooperando "plenamente" con las autoridades cuando "de repente y sin previo aviso, Mar-a-Lago fue allanado a las 6:30 de la mañana por un número MUY grande de agentes". En concreto, se quejó de que los agentes del FBI habían "registrado el vestuario de la primera dama" Melania Trump. El miércoles, incluso sugirió que la policía federal podría haber "plantado" pruebas falsas contra él en la operación.

Tras el registro, los líderes republicanos se agruparon en torno a su ex presidente, que conserva un fuerte dominio en el partido conservador y planea presentarse de nuevo a la presidencia en 2024. Los partidarios de los republicanos, conocidos por su apoyo a las fuerzas del orden, criticaron la intervención del FBI, hasta el punto de que una asociación de agentes denunció "llamamientos inaceptables (...) a la violencia contra la policía". El Fiscal General también denunció "ataques infundados" a su departamento y a los policías federales. El jueves, un hombre armado que intentó irrumpir en las oficinas del FBI en Ohio (norte de Estados Unidos) fue abatido por las fuerzas del orden tras un largo enfrentamiento.

TE INTERESA